Nuestra edición 2.0

Adela Zamudio publica Íntimas en 1913 en La Paz. Conocemos que esta primera edición fue bastante descuidada y nuestra autora protestó por los errores ortográficos que recogía la obra por culpa de los editores. Cuando el equipo de edición de Íntimas en Libros de la Ballena descubrimos esta falta de cuidado en una novela tan importante como la que teníamos en las manos, nuestro grado de compromiso con la obra aumentó aún más. No podíamos permitir que se cometiesen los mismos errores que un siglo antes en Bolivia; teníamos que dejar Íntimas impoluta. Como se puede uno imaginar, editar un libro no es tarea fácil. Tener encima la presión de hacer justicia a una obra minusvalorada en su momento por ser escrita por una mujer, no nos simplificaba el trabajo.

Nuestra primera labor fue la actualización ortotipográfica del texto según los criterios de la Real Academia Española (Ortografía, 2010) y después realizamos un cotejo del texto con el la edición de Leonardo García-Pabón.

Para asegurarnos de que no se nos escapaba nada, nos dividimos en cuatro grupos de dos personas cada uno. Estas dos personas hacían la actualización y el cotejo por separado y luego se ponía en común el trabajo realizado con una comparación página por página para no dejarnos nada en el camino.

Algunos de los problemas más famosos entre el grupo de edición que encontramos en la actualización y el cotejo fueron las palabras «kkochipachi» y «contuntracido». Tras un periodo de investigación descubrimos que la forma correcta de escribir la palabra «kkochipachi» es «cochipachi».

Screenshot 2019-05-29 at 12.50.36

Sin embargo, «contuntracido» nos trajo algún que otro problema más. Si se busca la palabra en Google, el resultado es único: la obra Íntimas de Adela Zamudio. Nos encontramos ante un caso especial. La palabra que teníamos delante solo había sido utilizada en esta novela. Desconocemos el significado, el uso, la morfología… No podíamos hacer nada al respecto, así que tomamos la decisión de dejarla como estaba escrito en el manuscrito de 1913.

Screenshot 2019-05-29 at 12.50.31

Quizás nuestra intervención más fuerte haya sido la restauración de un cambio de nombre producido, probablemente, por un lapsus de Adela Zamudio en el proceso de escritura de Íntimas, error más habitual de lo que se cree. El caso en concreto se encuentra en la página 150 de la obra. En la versión que teníamos en nuestras manos en noviembre de 2018, leíamos «¡Julia!» y ahora, nuestros lectores pueden encontrar «¡Antonia!».

Screenshot 2019-05-29 at 12.50.25

Pero la edición de una obra no es solo eso: paralelamente tuvimos que elegir una ilustración para la portada junto con el diseñador de la editorial, David Sueiro, escoger una frase representativa de la obra para la cubierta, escribir el texto que la acompañará, corregir los errores de maqueta y un largo etcétera que teníamos que compaginar con las otras tareas que exige el Máster.

En resumen, no ha sido trabajo fácil pero el equipo de Íntimas está de acuerdo en una cosa: ha sido un honor trabajar el texto de Adela Zamudio, autora maltratada por la crítica en su momento y recuperada ahora en España. Nuestro deseo de hacer justicia a la obra frente a esa falta de cuidado que se tuvo con la primera edición del texto ha hecho que nuestra implicación y dedicación den como resultado el mejor libro que hemos podido editar. Un editor nunca olvida su primera publicación en el oficio. Nosotras llevaremos orgullosas la edición de Adela Zamudio a lo largo de nuestra carrera.

Los ejemplos de actualización que he dado en esta entrada son solo algunos de los que hablamos en «Nuestra edición» original, en la obra Íntimas. Desde la semana pasada se encuentra a la venta en librerías (Casa del Libro, La Central, Librería La Sombra, entre otras) o también se puede conseguir a través de la distribuidora Antonio Machado haciendo clic aquí.

 

¡Nos vemos en la Feria del Libro!

 

Anuncios

Adela Zamudio y la novela epistolar

white printing paper text

Adela Zamudio llegó a afirmar que no había “una novela nacional que merezca el nombre de tal” en Bolivia. Ciertamente había novelas bolivianas antes de que Adela publicase su Íntimas en 1913, pero resulta curioso que, bajo esta premisa implícita de que Íntimas pretendiese ser la primera de ellas, Adela eligiese el formato de novela epistolar para su primer trabajo narrativo. ¿Por qué justo ese género?

Seguir leyendo “Adela Zamudio y la novela epistolar”

¿“Para vivir en paz con ellas es necesario engañarlas”?

Si hay algo que define a Adela Zamudio como escritora es que plasmaba su pensamiento en su obra. Zamudio utilizaba sus escritos periodísticos, poéticos, novelescos, etc. para hacer crítica de aquellas ideas contra las que tanto luchaba. La mayoría de ellas tenían que ver con la sociedad, el género y la religión. En esta entrada nos queremos centrar en un tema que, de alguna manera, engloba esas tres ideas de crítica principales y recurrentes en Zamudio: el matrimonio. Seguir leyendo “¿“Para vivir en paz con ellas es necesario engañarlas”?”

Versos del pasado y presente de la poesía en femenino

La historia de la literatura universal está repleta de voces femeninas que fueron calladas u olvidadas injustamente. Aún hoy, hay artistas a las que se les cierran espacios o se las valora de manera diferente por el solo hecho de ser mujeres.

En contraposición a la infinidad de poemas donde las mujeres son musas, hemos compilado esta cronología de versos y autoras que hablan sobre lo que significa ser mujer. Les presentamos a estas autoras hermanadas en espíritu y vocación literaria con Adela Zamudio, para trazar un mapa con algunas de las voces femeninas más críticas en nuestra lengua.

Seguir leyendo “Versos del pasado y presente de la poesía en femenino”

Adela Zamudio: agitadora, revolucionaria e incorregible

Adela Zamudio se mostró muy crítica con las grandes esferas sociales que oprimían y relegaban a las mujeres a un segundo plano. Denunció el “primitivismo patriarcal” y la dominación del hombre. Esto le causó grandes enfrentamientos, el más destacado, contra la Iglesia católica y el padre Francisco Pierini, en el que se involucraron periódicos, universidades y hasta el propio Gobierno de Bolivia. Seguir leyendo “Adela Zamudio: agitadora, revolucionaria e incorregible”

“Una pedagogía nuestra, medida a nuestras fuerzas”

La semana pasada se celebró la Semana de la Educación, con eventos tan significativos como el 27º Salón Internacional del Estudiante y de la Oferta Educativa, Aula, celebrado en IFEMA con el objetivo de facilitar la orientación profesional al estudiantado. Con motivo de este acontecimiento hemos decidido hacer un repaso histórico por la educación boliviana del siglo XIX y principios del XX.

La autora de Íntimas, Adela Zamudio, solo pudo cursar hasta tercero de educación primaria. Sin embargo, su empeño por llegar a ser profesora le permitió ingresar en 1890 en magisterio profesional en la cochabambina Escuela San Alberto. A partir de entonces, dedicó parte de su vida a la labor educativa llegando a ser directora del Liceo de Señoritas, posteriormente bautizado como Liceo Adela Zamudio; actualmente es el último colegio cochabambino que mantiene un solo género en sus aulas.

Seguir leyendo ““Una pedagogía nuestra, medida a nuestras fuerzas””